Grupos Bíblicos Unidos

Las convicciones no pueden limitarse en la vida pública

Las convicciones no pueden limitarse en la vida pública

Jaume Llenas
Jaume Llenas
Empresa: 
Alianza Evangélica Española
Cargo: 
Secretario General

Libertad religiosa (I)  

J. Llenas: ‘Las convicciones no pueden limitarse en la vida pública’

las_convicciones_no_pueden_limitarse_en_la_vida_publica.jpegLa libertad religiosa es un bien común que debe ser preservado, explica Jaume Llenas, abogado, secretario general de la Alianza Evangélica Española y vocal de la Europea.

25 DE MAYO DE 2014, MADRID

Aunque el derecho a la libertad religiosa y de conciencia esté reconocido en el Acta Universal de los Derechos Humanos, las amenazas al disfrute del mismo son constantes y variadas en el mundo.

En una entrevista concedida a Protestante Digital, Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española, ha explicado cuáles son las bases históricas de este derecho, enraizadas en la comprensión del mensaje de la Biblia, y cómo la libertad religiosa surge de una adecuada comprensión del ser humano.

Para Jaume Llenas "los seres humanos fueron creados libres para relacionarse con su Dios", como relata Génesis en sus primeros capítulos. Sin embargo, la caída supone la ruptura de la relación con Dios y la historia humana se torna violenta y dificultosa. "Nuestra historia es la de apartarnos de Dios, y es entonces cuando nos encadenamos a cosas" haciéndonos "esclavos de cualquier cosa".

Es por eso que los cristianos entienden que la libertad religiosa es "un objetivo y a la vez un camino". "El ser humano -explica Llenas- busca la libertad. Nosotros creemos que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. Cuando el ser humano se esclavizó, Dios quiso libertar al ser humano. Y entendemos que cuando conozcamos la verdad seremos libres".

Jaume Llenas considera que "hay una relación entre conocer la verdad y tener libertad. Cuando creemos cosas que no son ciertas se constituyen en cadenas, se transforman en mentiras que nos hacen seres más deshumanizados".

UNA BÚSQUEDA COMÚN
La libertad religiosa es un bien que debe ser buscado por todas las personas, porque también defiende a aquellos que no practican alguna religión. "Los seres humanos buscamos cosas buenas. Buscamos cosas muy parecidas, tenemos deseos profundos en el corazón, pero al no buscarlas a través de Dios, no encontramos la respuesta correcta". En este sentido, añade Llenas, "los derechos los tenemos por haber nacido seres humanos. Hemos sido creados a imagen de Dios y tenemos derechos. Compartimos esa conciencia de que las personas tenemos el derecho de creer y también de no creer".

La libertad religiosa se sostiene en el derecho a la libertad de conciencia, es decir, que "uno puede creer, practicar y cambiar de convicciones cuando quiera sin ser constreñido". Unido al mismo, se encuentra el derecho de reunión o asociación, porque se debe permitir a las personas "compartir en un espacio común sus creencias".

LÍMITES
¿Hay límites para este derecho? Jaume Llenas explica que al tratarse de derechos universales "no tienen límite, hasta el derecho del otro, que es igual que el mío". Por eso, la responsabilidad del Estado no es "regular" este derecho, "porque lo que debe es proteger el libre ejercicio. Que mi libre ejercicio no se imponga sobre el otro, sino que estén en un lugar respetuoso para ambos".

El conflicto se produce, en ocasiones, cuando se quiere dar expresión pública a las convicciones y creencias. En principio, Jaume Llenas explica que "no hay limitación para los derechos. Por eso, decirle que lo tiene pero no puede expresarlo, lo restringe gravemente".

IGUALDAD
 En algunas sociedades se permite algunas expresiones de convicciones, pero otras están restringidas. Jaume Llenas lo considera un error porque "todas las convicciones deben poder llevarse a todas partes. Establecer que unas se pueden ejercer y otras no es primar unas convicciones sobre otras. No creo que las convicciones tengan que ser ni superiores ni inferiores. Eso no es verdad y trastoca los derechos fundamentales", explica.

HISTORIA PROTESTANTE
Finalmente, Jaume Llenas analiza además el comportamiento histórico del ejercicio de la libertad religiosa. "Si miramos donde es más reconocida la libertad de expresión, conciencia y libertad religiosa, comprobamos que es en los países de tradiciones protestantes". Y los peores espacios para la libertad de conciencia son "países de comunismo radical e islámicos".

El secretario general de la AEE opina que debemos saber reconocer esa herencia histórica.

Esto no quiere decir que las religiones hayan sido siempre ejemplares en el respeto de este derecho. "La religión -concluye- forma parte muchas veces de un sistema opresor. Entonces, no te garantiza nada. Pero si nos pegamos al Dios de las Escrituras, es donde encontraremos un verdadero ejercicio de libertad", tanto para nosotros como para los demás.
 

Editado por: Protestante Digital 2014

© 2014 "Protestante Digital"
© 2014 porfineslunes.org. Usado con permiso
 
Permiso: Permitimos y animamos a reproducir y distribuir este material ya sea de forma completa o parcial tanto como se desee, siempre y cuando no sea cobrando o solicitando donativo alguno por ello, más que el coste de reproducción. 
Para uso en internet, por favor, usar únicamente a través del link de esta página. Cualquier excepción a lo anterior debe ser consultada y aprobada por porfineslunes.org. Contacto: info@porfineslunes.org
 
Por favor, incluir el siguiente enunciado en cualquier copia a distribuir:
 © 2014 porfineslunes.org. Una iniciativa de los Grupos Bíblicos de Graduados de España (GBG). Grupos Bíblicos Unidos (GBU). Website: gbu-es.org